cabecera-cultura
Mapa del sitio I Contacto I Novedades
C/ Mayor, 1 - C.P. 44557 - Tel / Fax: 978 84 91 54

nuestra-historia-header

 

 

 


Índice de contenidos


01- Vicente Lahoz Aznar, de monaguillo español a párroco argentino

02- Joaquín Gimeno Lahoz, un obispo muy cercano en Argentina

03- La suerte de contarlo

04- La pila bautismal de La Mata de los Olmos

05- La Mata de los Olmos en 1917

06- Ermita "El Dulce"

07- La Mata de los Olmos: la reconversión minera con un toque 'gourmet'

08- El buitre albino

 

 

 

 

A continuación se ofrece el artículo dedicado a un matino que cruzó el Atlántico hace medio siglo. Se trata de Vicente Lahoz Aznar. Partió de La Mata siendo monaguillo para ser ahora párroco en la localidad argentina de Maitén. El artículo, publicado por el periódico La Comarca el viernes 30 de enero de 2015, fue amablemente cedido por Eduardo Gimeno Gascón.

 

vicente_2015

 

Clicando en el icono pueden visualizar y descargar el artículo con una mayor resolución (1600 X 1857 pix.)

 

 

 

jo15

 

Otro artículo dedicado a un matino que también cruzó el Atlántico. Se trata de Joaquín Gimeno Lahoz, actual obispo de la ciudad petrolera argentina de Comodoro Rivadavia, ubicada en la Patagonia. El artículo, publicado por el periódico La Comarca, fue amablemente cedido por Eduardo Gimeno Gascón.

 

joaquin2015

 

Clicando en el icono pueden visualizar y descargar el artículo en formato PDF.

 

 

 

 

aj052015b

 

El artículo que a continuación pueden leer nos narra el viaje de un vecino de nuestra localidad, Jesús Gimeno, por el Nepal. Gratamente sorprendido por la hospitalidad de los lugareños y encantado por la belleza natural del sitio puede considerarse afortunado no sólo por poder haber emprendido un viaje tan enriquecedor,sino porque treinta horas después de abandonar el sitio se produjo un terrible terremoto, un seísmo de 7,8 grados en la trágica escala de Richter, que se cobró cerca de 10.000 víctimas mortales.

El artículo, publicado por el periódico La Comarca el martes 5 de mayo 2015, fue amablemente cedido por Eduardo Gimeno Gascón.

 

pj0515

 

 

Clicando en el icono pueden visualizar y descargar el artículo con una mayor resolución (1600 X 2242 pix.)

 

 

 

pilabau

 

El presente artículo fue publicado en nuestro periódico, El Trinquete, que lo extrajo del Diario de Teruel. Escrito por el profesor Francisco Lázaro Polo y publicado en el mencionado periódico el 04 de junio de 1992, ahonda en la historia de la pila bautismal cuyos orígenes ya habían sido sucintamente reseñados en nuestra sección dedicada a la Historia de nuestro pueblo.

Hablamos de un pueblo pequeño, pero con mucha historia que se remonta a los tiempos de la Orden de Calatrava. Hablamos de un pueblo cuyos habitantes se han dedicado, casi exclusivamente, a la agricultura y a la ganadería; de un pueblo situado entre la Meseta Montalbina y el Bajo Aragón, encrucijada en la que, de vez en cuando, irrumpe el misterio para convivir con los hombres. La Mata de los Olmos es un pueblo con mente y con muchas fuentes, manantiales de diverso nombre: La Cañada, Fuendemedio, Cubico, Zanzaner, La Val, Mas de Lecina, Fontanal... La Mata de los Olmos tiene también su leyenda, la leyenda de su pila bautismal. Parece ser que, desde tiempos antiguos, los de La Mata de los Olmos debían llevar a Los Olmos los niños recién nacidos para que fuesen bautizados. En La Mata de los Olmos no había pila bautismal y esto molestaba y creaba cierto complejo entre los habitantes del pueblo. Sucedió, sin embargo, que, en una de las guerras —la leyenda duda cual sea— que le ha tocado soportar a España, llegaron al pueblo un puñado de soldados, hambrientos y heridos muchos de ellos. En ninguno de los pueblos por los que habían pasado les habían dado algo para comer ni ningún otro tipo de hospitalidad. Al llegar a La Mata de los Olmos, los habitantes recibieron con agrado y cariño al pequeño ejército. Les ofrecieron comida para reponer fuerzas y un lecho para que descansaran.

Una pila bautismal

A la mañana siguiente, saciado su apetito y descansados sus cuerpos, los soldados se disponían a abandonar el pueblo. Todos estaban contentos por la generosidad de las gentes y la hospitalidad que habían recibido. El jefe de la tropa, en agradecimiento, preguntó a los de la Mata de los Olmos que qué querían, en pago, por el bien que habían recibido. Los del pueblo, sin titubeos, contestaron que deseaban una pila bautismal. El jefe de la tropa prometió que pronto la tendrían, en cuanto él y su ejército llegasen a sus tierras. Los soldados partieron de aquel pueblo contentos y agradecidos. Le empezaron a llamar al pueblo Mata el Hambre; años más tarde, el pueblo se llamó Mata-la; con el paso del tiempo, llegó a llamarse La Mata. Los soldados cumplieron lo prometido y el pueblo tuvo su pila bautismal. Los niños recién nacidos de La Mata de los Olmos ya no bajaron más a Los Olmos para ser bautizados. Desde ese momento, el agua sagrada la recibían en su pueblo, un pueblo generoso y hospitalario como sus habitantes han demostrado a lo largo de la historia.

 

 

 

nh-mata-1917

 

Titulado "A vueltas con nuestra historia", se publicó hace trece años en nuestro periódico, El Trinquete, un interesante artículo sobre las características y distribución de labores y oficios en nuestro pueblo hace cien años. A continuación pueden leer como se articulaba la vida diaria matina en 1917:

Gracias a la gentileza de D. Andrés Prats Adán de Zarauoza, recibimos hace ya algún tiempo unos datos muy curiosos de La Mata de los Olmos del año 1917, hace por tanto 86 años. Más de uno de nuestros lectores podrá recordar lo que aquí se cuenta. Sólo nos resta dar las gracias a nuestro interlocutor por la gentileza de enviarnos este documento.

 

MATA DE LOS OLMOS (LA)

Lugar con Ayuntamiento, de 402 habitantes de hecho y 427 de derecho a 24 Kms. de la cabecera del partido judicial y a 88 Kms. de la capital. Las estaciones más próximas: Alcañiz a 44Km. (Z.-M.) y Utrillas (Z.-U.) a 36 Km. Carretera de Alcolea del Pinar a Tarragona. Fiesta el 24 de Agosto. Produce cereales.

Alcalde: D. Rafael Lahoz Magallón
Secretario: D. Manuel Lahoz y Monforte
Juez Municipal: D. Eusebio Aznar Montañés
Fiscal: D. Joaquín Laudo Nuez
Párroco: D. José Mir Felius
Correos: Adr. D. Prudencio Comin Tomás
Albardero: Ganchola (Juan)
Automóviles: Servicio de Teruel a Alcañiz, correos
Barberías: González (Mariano)
Cafés: Gimeno (Fernando) y Lahoz (Antonio)
Carnicerías: Gimeno (Fernando) y Lahoz (Antonio)
Carpinterías: Lahoz e hijo (Antonio)
Comestibles: Gimeno (Fernando) y Lahoz (Antonio)
Escuelas Nacionales
Para niñas: Adell (Elvira)
Estancos: Monforte (Cristóbal)
Ganaderos: Argente (Sebastián), Gascón (Sebastián), Gimeno (Ramón), Magallón (Alejandro), Magallón (Joaquín) y Monfort (Juan A.)
Herrerías: Espada (Antonio)
Médicos: González (Antonio)
Posadas: Carbonel (Mariano) y Folguera (Francisco)
Practicantes: González (Mariano)
Propietarios Principales: Argente (Sebastián), Carbonel (Gregorio), Cortés (Ramón), Gimeno (Ramón) y Magallón (Joaquín)
Sastrerías: Lahoz (Joaquín P.)
Veterinario: Guarch (Vicente)


¿Verdad que resulta muy curioso?. No olviden hacernos llegar cualquier tipo de dato que encuentren porque los iremos insertando en EL TRINQUETE.

 

 

 

el-dulce

 

el-dulce

Fotografía tomada por Paco Climent para La Fundación Quílez Llisterri.


Titulado "El Dulce", se publicó hace varios años en nuestro periódico, El Trinquete, un artículo que versa sobre la reinaguración de una de nuestras tradicionales ermitas, la del "El dulce nombre de Jesús":

¿Quién de La Mata, no recuerda la Ermita del Dulce?. A decir verdad, no es ese el auténtico nombre. Su nombre completo es Dulce Nombre de Jesús. Y seguramente la mayor parte conoce a Dolores, "La Doloricas". Está claro que las palabras Dulce y Doloricas van unidas desde hace muchos años. Es cierto que durante un tiempo, y por enfermedad de la Sra. Antonina, estuvo un poco descuidada, parecía como si estuviese abandonada. Se rompió la puerta, se cometió algún destrozo dentro, sin embargo en el pensamiento de Dolores siempre estuvo presente el momento de poder restaurarla y devolverle el culto que antiguamente se realizaba el día de La Ascensión.

Y fue ese día, el pasado 21 de Mayo, cuando volvió a renacer la alegría en el corazón de más de uno. Después de 57 años, la ermita "Dulce Nombre de Jesús", abrió sus puertas para celebrar una Misa, gracias al buen hacer del Padre Francisco.

La Misa se ofreció en acción de gracias, y en la homilía el Padre nos animó a esperar de Jesús las gracias necesarias para mejorar nuestra vida y después gozar de todos junto a Dios en plenitud.

Se rogó por los difuntos de la familia Magallón Lahoz que cuidaron durante tantos años de la ermita. Los cantos y la participación de la gente animaron la celebración que terminó con el reparto de "Pan Bendito" y un fuerte aplauso por haber recuperado una buena costumbre que tenía el pueblo de La Mata.

"La Ermita necesitaba ser arreglada y no podía dejar que se cayese ya que siempre fue muy querida por mi familia desde que la construyeron hace va 264 años ". Eran palabras que se oían de labios de Doloricas. Y proseguía con gran reconocimiento "Agradezco vuestra presencia en este día tan feliz para mí".

Desde estas líneas queremos reflejar también "la presencia de espíritu" que más de uno tuvo ese día pese a no poder estar presente en el Dulce, especialmente de miembros allegados de la propia familia, así como de amigos y conocidos. Lo realmente importante es que "El Dulce" vuelve a ser lo que fue.

Ahora sólo resta procurar por su conservación y por respetar lo que para más de uno significa "La Doloricas" y muchos más lo agradecerán.

 

 

gastromineria


gastrobar18

Emilo en su Gastro Grill matino.

 

Silvia Gimeno desde la alcaldía y Emilio Gastro Grill desde el mundo culinario son dos ejemplos del espíritu proactivo que gobierna La Mata de los Olmos en su esperanzadora realidad actual.

 

Pablo Ferrer y Laura Uranga
La Mata de los Olmos

Ver artículo original
13/03/2018

 

Emilio Belenguer es de Los Olmos, pueblo situado a cuatro kilómetros de La Mata. Publicista de profesión y residente en Teruel durante muchos años, se quedó en el paro tras un ERE en su empresa. Ante la perspectiva de seguir a toda costa en la capital de provincia o regresar al entorno rural para dar un golpe de timón a su vida, eligió lo segundo. "Había que buscarse otra cosa; trabajo de lo mío sí aparecía, pero muy mal pagado, así que pensé en volver a mi pueblo. Surgió la oportunidad de coger La Estrella y me lancé. Llevo más de cuatro años, y estoy muy contento".

 

 

En La Mata de los Olmos había otro bar hasta hace nada, el Idefix, local que honraba en nombre e iconografía al perrillo de Obélix, y que cerró hace un par de años; La Estrella se ha ido reinventando poco a poco, cambio de nombre incluido (actualmente está en plena transición de letreros y fijación de nueva identidad corporativa); su situación a pie de carretera ha favorecido la llegada de visitantes ocasionales (o recurrentes) más allá de los habituales del pueblo. "Al principio nos basábamos en cuatro tapas y almuerzos, pero luego metimos brasa y empezamos con los chuletones, y también hemos ido variando la carta en entrantes y pinchos. Vamos creciendo, con las limitaciones lógicas que marca el tamaño del pueblo, pero mientras no lleguen las variantes, la carretera seguirá trayendo gente".

Aunque sea del pueblo de al lado, la presencia de Emilio no despierta las habituales reticencias entre territorios vecinos. Más bien al contrario; ayuda el hecho de que sea un tipo afable, con la sonrisa siempre colgada de la cara. "Como nombre, a La Estrella le queda poco, o nada; ya estamos empezando a funcionar como Emilio Gastro Grill, el letrero estará en breve. Aquí estamos dos que cocinamos, atendemos barra y mesas: Fina Gascón y yo, ella es de aquí. En momentos de más gente, como Semana Santa, verano o diciembre, ampliamos plantilla con gente de apoyo".

Emilio es autodidacta en los fogones. "Siempre me ha gustado, y he ido experimentando, además de muchas horas de Canal Cocina cuando vivía solo en Teruel –ríe– y ganas de probar cosas, de conocer las técnicas más modernas además de las clásicas. Aquí lo más pedido es el rabo de toro, me dice el que me lo trae que soy el que más salida le da en todo el Bajo Aragón. También el rabito de cerdo, las papas bravas de la casa, el morro… también gusta mucho la sepia. En verano nos lo montamos a lo donostiarra, la barra llena de pinchos, y funciona. Hacemos nuestras cenas maridadas invitando a alguna bodega, cosas de ‘catering’ para el pueblo... un poco de todo".

Presente y bases de futuro

En La Mata hay matadero (Aragón, que suplió a Agroalimentaria de Teruel tras concurso de acreedores y liquidación), de propiedad alemana, y dos secaderos de jamones, Pabsa y El Sabinar; también una empresa de abonos naturales, albañiles, un taller mecánico, dos casas rurales (Fuentevieja y Millán, siempre llenas los fines de semana), guardería y tres tiendas: el paro es casi inexistente. Hay muchas granjas porcinas, casi todas de engorde y una de cría… como en todos los pueblos de la zona, la minería era la actividad capital hasta hace poco, pero sigue bien surtido en cuanto a núcleos de actividad económica.

 

gastro18-2

Silvia Gimeno, alcaldesa de La Mata de los Olmos.

 

Silvia Gimeno cumple su tercera legislatura de alcaldesa; estuvo otros cuatro de teniente de alcalde. Su padre, Fernando, fue el primer alcalde de La Mata tras la dictadura franquista; un edil moderno, que animó a la gente joven a emprender y convenció a muchos de que en el pueblo se podía vivir bien. "Su ejemplo me animó en su día, y su recuerdo lo sigue haciendo. No sé si me postularé otra vez, quizá es hora de que aparezca el relevo; cuando me presenté lo hice por el impulso de servir a mi pueblo, un compromiso de ayudar. Estuve mucho tiempo fuera, estudiando Económicas en Zaragoza y aprendiendo inglés en Irlanda; después de los años de formación volví al pueblo y me casé aquí con un chico del pueblo. Somos cinco hermanos, todos hicimos carrera universitaria y tres estamos aquí, otro en Alcorisa y otro en Zaragoza. Las palabras de nuestro padre fueron una semilla en nuestro ánimo, y me alegro de haber podido criar a mis hijos en donde lo hice yo".

La Mata perdió nueve habitantes el año pasado, pero tiene a veinticuatro niños en la escuela. "Nunca ha sido un pueblo grande, pero sí se ha mantenido bastante estable la población, ahora estamos sobre los 270. Hay bastante iniciativa privada: Emilio a dinamizado mucho la vida social y gastronómica con su negocio, estamos muy contentos. La Mata, por otra parte, hizo antes que muchos otros la famosa reconversión minera, de la que tanto se ha hablado en los últimos años. En los noventa ya empezamos a hacerla, sin esperar a que cerraran las minas; ahora somos un pueblo agroalimentario que, sin ir más lejos, tiene el ciclo del cerdo completo. Es muy difícil fijar la población, pero aquí no hay quien se vaya por falta de servicios, ni será por ofertas de suelo industrial. La vivienda es el nuevo reto".

El Trinquete, símbolo de pasión por la cultura

La Asociación El Trinquete vehicula y promueve buena parte de las inquietudes culturales de los matinos, prepara la Semana Cultural y una publicación homónima con noticias comarcales dos veces al año. De entre las iniciativas ubicadas bajo ese paraguas conceptual destaca la banda de música, formada en 1985 desde el armazón de la charanga. El impulso de Víctor Nuez y José Nuez Buj, más la dirección de Miguel Medina –y el apoyo de gente como José Miguel Lecina y Gabriel Blesa– cristalizaron en una trayectoria entusiasta que, entre otros hitos, cuenta con la organización del Encuentro de Bandas en La Mata de 1992 y la actuación en el Centro Aragonés de la Juventud de Barcelona en 1993.

 

LOS IMPRESCINDIBLES

 

Pedro Joaquín Soler

Pedagogo, jurista y sacerdote de La Mata. Estudió Magisterio en Zaragoza y ejerció como tal en el Bajo Aragón. En Zaragoza regentó 22 años una escuela en la calle que lleva ahora su nombre. Murió en 1903.

San Bartolomé

Es un edificio barroco, construido en el siglo XVII en mampostería y sillería. La planta es basilical, de tres naves de cuatro tramos. Está adosada en ángulo recto al Ayuntamiento, edificación que data de 1588.

El Sabinar

Aunque la oficina de pedidos de la empresa está en Monreal del Campo, el secadero de El Sabinar se ubica en La Mata. Venden ‘online’ a toda España (jamoneselsabinar.es) y también dan servicio a numerosas granjas de la zona.

 

 

 

enbual

 

bual18

 

El fotógrafo José Luis Lagares captó la instantánea que encabeza este artículo en nuestro pueblo en el presente año 2018, tras 30 años de profesión y observación ornitológica

La riqueza ornitológica que guarda el territorio del Bajo Aragón ha quedado patente con la visualización de un raro ejemplar en La Mata de los Olmos el pasado sábado 18 de agosto. En este caso se trata de un buitre leonado albino, un animal que pudo “atrapar” con su cámara el fotógrafo, y también Agente de Protección de la Naturaleza (APN) del Gobierno de Aragón, José Luis Lagares.

En su Facebook, Lagares mostró su satisfacción por la captura de la instantánea. “Han sido necesarios más de 30 años de observaciones de buitres de forma frecuente para, por fin, ver un Buitre leonado “albino” (leucístico total)” dijo el autor de las fotografías, José Luis Lagares.

 

Fuente I La Comarca

 

 

boton-arriba

 

 

Sitio web optimizado para una resolución mínima de 1024x768
Aviso Legal I Diseño: Claudio Barragán I 2012-2019 Ayto. La Mata de los Olmos